info@mujeresconderechos.net

Creemos que una perspectiva feminista de DDHH es la base ineludible para el abordaje de la protección de los derechos de las mujeres en situación de trata con fines de prostitución forzada, tanto en el diseño de políticas públicas como en la intervención directa en cada caso. Los derechos de las mujeres deben situarse en el centro de todas las intervenciones ya que su garantía debe ser prioritaria y no debe quedar relegada a objetivos de seguridad o de lucha contra el crimen organizado. 

Según la GAATW (1): “ La tendencia a unir la Trata al terrorismo y al crimen organizado prioriza un enfoque basado en la aplicación de ley, en vez de en los Derechos Humanos, en el que las personas tratadas son vistas como criminales y como una amenaza a la seguridad nacional y la prestación de asistencia a las personas tratadas disminuye o se torna condicional…” 

La tendencia a abordar la trata desde otras perspectivas – basadas principalmente en un enfoque policial de lucha contra el crimen – puede producir una enorme desprotección, aislamiento social, desconfianza de los recursos públicos y situaciones de re-victimización. 

De hecho, la experiencia del movimiento feminista ha permitido entender la complejidad de los procesos de desvinculación en situaciones de violencia machista. Esta experiencia nos indica que no siempre la denuncia policial/judicial es la elección de todas las mujeres, ni el camino inmediato para defender sus propios derechos. Debemos respetar y acompañar esta decisión. 

Por ello, se deben centrar los esfuerzos en la defensa de los derechos de las mujeres en situación de trata, incluso en la lucha contra las redes, y alejarse de los operativos de extranjería o de las campañas contra la prostitución que son muy visibles, pero sin efectividad. 

Defendemos que la garantía de derechos debe ser incondicional e ineludible desde el mismo momento de la detección de la violencia. 

 

……………………………………………………

(1) Global Alliance Against Traffic In Women